jueves, 23 de junio de 2011

Capitulo 2 (Una Vida Complicada)

                                                           Capítulo 2: El Cambio



-Me pregunto, porque será los profesores, se aprenden mi nombre más rápido que lo demás.

-En la clase de inglés británico,  el profesor nos pedio, que nos presentarnos a la clase, la primera en presentarse fui yo después fue Amelia.

-Después nos indico  nuestro puestos, a Amelia le toco sentarse en la fila de al lado con una chica muy sifrina, a mi me toco estar al lado de un chico con una gran sonrisa.

-Hola mucho gusto mi nombre es Duncan Draken dijo mientras me ofrecía una gran sonrisa.

-El era alto, de piel blanca, cabello de color castaño claro, y ojos de color chocolate, se ve como si era deportista, por los músculos que tenia.

-Hola mucho gusto mi nombre es. Dije mientras él me interrumpió.

-Estrella Banques dijo él con una sonrisa picara.

-Oh! Parece que alguien le paro a mi presentación dije mientras me sentaba a su lado.

-Digamos que no hay, muchos nuevos por aquí dijo.

-Oh! Hieres mis sentimientos pensé que era porque era linda dije bromeando.

-No claro que eres linda, pero estemos claros yo más que tú dijo serio.

-Los dos soltamos al unánime una risa disimulada.

-Ok! Me caes bien definitivo te adoptó como amigo le dije.

-Permiso concebido, amigos dijo dándome la mano.

-¡Amigos! Dije estrechando su mano.

-Bueno amiga le paramos a la clase o seguimos hablando dijo

-Hice como que estuviera pensando antes de decir, la clase dije.

-Me encanta esa idea, pero tengo una mejor, primero la clase y después hablamos que te parece dijo.

-Suena aceptable, está bien dije.

-Después el profesor de inglés británico del cual no me acuerdo el nombre, nunca fui muy buena para recordar los nombres de los profesores.

-Empezó a explicar algunas diferencias del inglés al inglés británico.

-Después empezó por las traducciones, y de pronto dice la página 42, Señorita Banques me aria el favor de traducir el primer párrafo.

-Yo voy y revisó mi bolso.

-¡No! Había olvidado el libro, Duncan me paso el suyo estuve muy agradecida, definitivamente estaba postulando para el puesto de verdadero amigo.

-Y empecé a leer, sueño con estar dormido y dormido sueño con estar despierto, lo que veo es y no es.

-Muy bien Señorita Banques ya se puede sentar dijo el profesor.

-Gracias le dije mientras me sentaba.

-Y muchas gracias Duncan eres mi héroe del día le dije sonriendo.

-De nada, ahora me gane el puesto héroe, de amigo a héroe del día estoy progresando dijo riendo.

-Estuvimos hablando, en la clase de lingüística, de la cual la profesora me pidió que leyera un cuento y que lo analizará.

-Lo mismo fue en la clase matemática, a veces es bueno que los profesores se aprendan tu nombre rápido, pero hay a veces llega a ser estresante.

-Después de que la clase de matemática termino sonó el timbre para ir a desayunar.

-Todos nos dirigimos a la salida, menos mal que había dos salidas.

-Mientras íbamos caminando, Amelia, Duncan y yo, decidimos ir por la segunda puerta, que quedaba al final del salón.

-Después que salimos del salón, le presente Duncan a Amelia.

-Después no dirigimos a la cafetería, pero no sabía donde quedaba, después me acorde de mi mapa.

-Saque mi mapa, para ver donde quedaba la cafetería.

-¿Que es eso? me pregunto Duncan.

-Un mapa dije enseñándole.

-No lo vas a necesita, así guárdalo me dijo devolviéndolo.

-Y porque no lo voy a necesitar dije guardando el mapa de todos modos.

-Porque me sé el camino, mejor dicho conozco esta escuela, como la palma de mi mano dijo con una sonrisa.

-Que engreído dije riendo.

-¿Y desde cuando estudias aquí? pregunto Amelia.

-Desde que tengo uso de razón, tu sabes que este colegio está dividido dijo.

-Si, ya sabía eso queda de ese lado ¡no! Dijo señalando norte donde se veía un misión como esta.

-Exactamente hay mismo queda dijo.

-Ah entonces ya tengo mi propio guía le dije.

-A sus órdenes dijo haciendo una reverencia.

-Amelia y yo soltamos una risa.

-Seguimos hablando mientras caminábamos a la cafetería, parecía como si fuéramos amigos de años Duncan  nos agradaba.

-Una vez que llegamos a la cafetería, era muy grande y espaciosa, tenía muchos chef, a la disposición de los alumnos, mesas muy elegantes, eran de madera con manteles blancos con diseños muy sofisticados,  sillas elegantes de color negro muy cómodas, había copas y los utensilios.

-Tomamos asiento en unas de las mesas mas cercas del jardín, eran un hermosos jardín tenia flores de todo colores era todo un paisaje.

-Uno de lo chef tomo nuestra orden, cuando se fue a cumplir su pedido, de pronto sonó mi celular.

-Era extraño que alguien me llamara a esta hora del día, cuando revise mi celular estaba llamando mi mama, eso era aun más extraño.

-Conteste el celular.

-¡Hola mami! Dije.

-Hola querida ¿cómo estás en tu primer día de escuela? Me pregunto.

-Eso era más raro aun mi mama siempre esperaba que yo llegara contarle todo.

-Todo va fino, hice un nuevo amigo, nos cae muy bien, pronto te lo presentare dije.

-Qué bueno me alegro, le dices que es bienvenido cuando quiera dijo.

-¡Ok yo le digo!, ¿mami eso es todo lo que quieres decirme? Le pregunte.

-Y antes de que me contestara.

-Es tu mama, mándale saludo de mi parte dijo Amelia.

-Mama, Amelia te manda saludo le dije.

-Oh Amelia le dices que le mando muchos saludos, y dile que venga cuando quiera dijo.

-¡Ok yo le digo! Le dije.

-Estrella dijo.

-Si mama, ¿qué pasa? le pregunte.

-Vamos a tener una cena muy importante hoy, les tengo que contar algo de suma importancia, así después de que salgas tu transporte te llevara a ti y a Luis al restauran dijo.

-Cada vez se ponía más extraño esto,  siento que lo, que viene no me va a gustar.

-Y eso mami ¿que están importante?, ¿y solo vamos a hacer nosotros tres nada mas? le pregunte.

-No, van a ir todos tus hermanos, porque le tengo que decir algo muy importante, y no me preguntes espera hasta la cena dijo.

-Pero mami, adelántame algo anda le dije rogando.

-¡No! Estrella, ya te dije.

-Pero.. dije.

-Pero nada, nos vemos más tarde, cuídate dios te bendiga dijo.

-Pero mama, muy tarde me tranco.

-Estoy está muy raro pensé mientras tenía el teléfono en la mano viéndolo con el seño fruncido.

-¿Pasa algo malo con Brenda? Me pregunto Amelia.

-Brenda es el nombre de mi mama, Brenda Flores.

-Si, no, no se dije confusa.

-No entiendo dijo Amelia.

-Pues yo tampoco dije.

-Pero que paso pregunto Duncan aun más confuso.

-Pues que mama dijo que a la salida, tengo que ir aun restauran porque ella nos va a decir algo importante.

-Y que paso con eso dijo Duncan.

-Que mi mama, siempre me daba un adelanto de la historia sea la que sea dije preocupada.

-Si es cierto ella siempre te da un adelanto de todo, y estas vez no te dijo nada de nada pregunto Amelia.

-Ni un poquito me dijo, esto no me gusta para nada.

-Tranquila, apuesto que es una gran sorpresa agradable para ti dijo Duncan, tratando de subirme el anime.

-Si hermana tranquila, que todo va estar bien, ya tu lo veras dijo Amelia.

-Bueno les voy a hacer caso les dije aunque no muy convencida.

-Pero no quería preocuparlos, ni hacer un drama donde tal vez no hay.

-Después cambiamos de tema, le pregunte a Amelia como le fue con su nueva compañera de asiento.

-Estoy apunto que la noqueo, es demasiada sifrina, todos es mi papi me regalo esto y esto,  hay dios insoportable dijo con frustración.

-Si  me imagino pobre de ti hermana le dije riéndome por  la cara que puso.

-¡Oye! no te rías, no es nada gracioso dijo un  poco molesta.

-Si lo es dijimos Duncan y yo.

-Dios no puedo con ustedes dijo.

-Después todos soltamos la risa simultáneamente.

-Y después seguimos echando broma, comimos y después a clases, así fueron pasando las clases y los profesores no dejaban de preguntarme, todo los profesores excepto, el de ciencias de la naturaleza no me pregunto nada.

-Vi la luz cuando ese profesor no me pregunto nada, y lo mejor de todo era la última hora ya no más clase.

-Aunque no dejaba de sentir, que lo que, mi mama me iba a decir no me iba a gustar.

-Cuando sonó el timbre de la salida, hicimos lo mismo, que cuando fuimos a comer, salimos por la segunda puerta al final del salón, menos mal que todos los salones tienen dos puertas.

-Fuimos caminando nosotros tres a la salida del colegio, mientras caminábamos por los pasillo para dirigirnos a la salida del colegio, revise mi celular eran las 2 y tenía un hambre.

-Llame a mi transporte, le dije que ya había salido.

-Ya voy en camino dijo mi transporte.

-¡Ok! le dije y colgué.

-Cuando dirigí mi vista a Amelia, se encontraba llamando a su transporte.

-Duncan solo seguía caminando.

-Amelia que te dijo tu transporte le pregunte.
  
-Que ya me viene a buscar, y a ti que te dijo me pregunto Amelia.

-Que venía en camino le dije.

-Y tú crees que venga en camino me pregunto Amelia.

-Sinceramente no! No creo que venga en camino dije.

-Ya sabía yo dijo Amelia.

-Y como saben, que no viene en camino pregunto Duncan, mientras nos guiaba a la salida.

-Porque tenemos mucha experiencia en este campo le dijimos Amelia y yo.

-AH! Eso explica mucho dijo Duncan.

-Seguimos hablando, hasta que salimos del colegio.

-Nos dirigimos a las mesas que había a fuera de la mansión del colegio, esas mesas eran especialmente para que los alumnos hablaran y descansarán, mientras los venían a buscar.

-Tomamos a siento en la mesa, más cercana, estas mesas eran igual de elegantes que las de la cafetería.

-Desde que le hablaba a Duncan, no me había dado cuenta, de que sentía como si me estuvieran matando con la mirada, cuando volteé, efectivamente eran unas chicas que me estaban viendo mal, parece que no les gustara, que Duncan nos hablara a Amelia y a mí.

-Parece que eres popular le dije a Duncan.

-¿Porque lo dices? me pregunto.

-Pues porque allá, tienes un grupo de admiradoras dije señalando al grupo de chicas que mataban con la mirada.
  
-Pues yo no creo que sea popular dijo.

-Yo si lo creo dijo Amelia.

-Yo también lo creo, porque tienes a ese grupo de chicas enamoradas le dije.

-Eso no es amor es interés dijo Duncan.

-Y antes que Amelia o yo, le preguntáramos porque dijo eso, recibió una llamada.

-Contesto la llamada y se para de la mesa, volvió a los pocos minutos, cuando termino de hablar por teléfono.

-Bueno chicas me tengo que ir, me quedara con ustedes si pudiera, pero tengo una reunión familiar a la cual no puedo faltar, nos dijo Duncan.

-Amelia y yo, nos paramos para podernos despedir de Duncan.

-Ok! Bueno nos vemos mañana le dije mientras le daba un beso en la mejilla de despedida.

-Si nos vemos mañana cuídate le dijo Amelia haciendo lo mismo que yo.

-Si hasta mañana dijo mientras se iba.

-Amelia y yo, lo vimos hasta que se fue, en una limosina negra.

-Nos sentamos en la mesa,  después de tres minutos llego mi transporte y me fui.

-Nos llevo al restauran a Luis y a mí, el restauran era grande y muy elegante, parecía caro.

-Cuando llegamos a la resección, nos llevaron estas nuestra mesa, era grande tenía nueve puesto, era de color rojo con blanco, pero cuando llegamos allá Luis y yo, de los nueve puestos, siete estaban ocupados.

-Nos sentamos en los puestos quedaban, alce la vista para ver quien estaban.

-En el primer puesto estaba un señor le calculo, la misma edad que mi mama aunque se ve joven, tendría unos 44 años.

-A su derecha estaba mi mama, y a su izquierda, oh dios se encontraba, el chico con quien tropecé en la mañana.

-Al lado de mi mama, dios estaba Duncan, y al lado del chico, estaba una chica tenía los ojos y el cabello como Duncan.

-Y en los demás puestos mis hermanos, mi hermano mayor  Edward de 21 años y mi segundo hermano mayor Matéu de 20 años,  a Luis le toco sentarse con Edward y a me toco sentarme con Matéu.

-Estaba muy sorprendida, cuando iba a preguntar qué pasa aquí hablo mi mama.

-Bueno antes que todo les presento a Julián Draken dijo señalando al señor, y su hijo Esley Draken, a sus sobrinos, Duncan Draken y Melania Draken.

-Les venimos a comunicar algo muy importante para nosotros dijeron mi mama y Julián.

-Espero que lo entiendan dijo Julián.

-Su madre es muy hermosa, llevamos saliendo un tiempo, no le habíamos dicho nada porque dijo Sr. Julián.
Porque nos estábamos seguros de nuestro sentimiento, pero ahora sí, termino de decir mi mama.

-Así que Brenda y yo, hemos decido casarnos dijo Sr. Julián.

-Sentía como si fuera dar algo, Duncan tenía razón en algo, esto era una gran sorpresa.

-Y la boda será dentro de un mes dijo mi madre.

-No me salía, ni una palabra de lo sorprendida que estaba, ok estaba feliz por una parte por mama porque no la había visto tan feliz desde mucho tiempo.

-Pero no me gustaba nada tener una familia, pero tenía que estar consciente que mi mama, merecía ser feliz, pero la boda era dentro de un ¡Mes! Eso era muy poco tiempo.

-Cuando logre salir de mi shock, me pare y abrase a mi mama.

-Felicidades mami, te quiero mucho cuentas, con mi apoyo.

-Y bienvenido a la familia le dije al Sr. Julián.

-Muchas gracias, querida sabía que me entenderías dijo casi llorando.

-Muchas gracias, por aceptar nuestro compromiso hija dijo Sr. Julian mientras me daba un abrazo.

-¿No te importa que te llame hija verdad? Me pregunto.

-No para nada dije aunque me sentia rara que me llamara asi.

-Los demás después que salieron del shock, hicieron lo mismo.

-Y ahí si que mi mama lloro, pero de la felicidad, estaba tan feliz.

-Todo era risas, sonrisas y lágrimas de mama, mientras el Sr. Julian o mejor dicho mi nuevo papa, no Julian abrazaba a mi mama mientras ella lloraba.

-Era un hermoso cuadro familiar, desde donde yo lo veía, extraño pero hermoso.

-Esperooo que les gustes A.T.T: Siria :)

2 comentarios:

  1. Holaa!
    La historia esta muy bien :D
    y me gusto mucho
    ya te sigo y espero con ansias el siguiente capitulo!!!
    besos =D

    ResponderEliminar
  2. jejeje....Muchas gracias no sabes lo mucho que significa para a mi saber esoo ;)

    ResponderEliminar