jueves, 16 de junio de 2011

Capitulo 1 (Una Vida Complicada)

-Esperamos que les gutes este capitulo, tanto como nos gusto escribirlo Atentamente: Siria y Ivon.

                                                         Capitulo 1: Todo iba bien 


-Bueno hoy era otro día normal de escuela muy fastidioso tenía mucho sueño casi ni me levanto, pero mi madre nunca falta para cumplir su labor de asegurarse que me pare entro a mi cuarto, me prendió la luz.

-Estrella levántate dijo mi mama.

-Claro con obvia irritación (Mama) dije.

-Mi mama me miro con ojos marrones-chocolate de acusación.

-Estrella Banques levántate eso te pasa por acostarte tarde te dije que
te acostaras temprano dijo con voz seria.

-Y esa era mi señal para levantarme o la tendría todo el día molestándome sobre que me acuesto muy tarde en fin, casi sonámbula camine hasta el baño me vi en el espejo, y no pude evitar decirme tal vez hoy me acuesto temprano vi la hora de mi siempre confiable Blackberry negro, eran las 5:30 AM.

-Mi madre si es exagerada pensé.

-Total ya estoy despierta me lave la cara, agarre mi cepillo rosado y me cepille los dientes, me dirigí a la cocina donde mi mama estaba sentada en la mesa comiendo café con leche y pan, me miro cuando entre.

-Para a Luis cuando vayas a comer dijo, yo asentí.

-Bendición dije.
   
-Dios te bendiga dijo, tu comida esta en el microondas.

-Deinmendiato me dirigí al microondas,  para revisar el contenido de mi pan.

-Mama para la próxima le echas solo jamón le dije.

-Y ella con sorpresa, grabada en su cara.

-¿Por qué? pregunto.

-Es que me canso muy rápido de comer lo mismo dije.

-Ella me miro como si tuviera pensando que iba preparar ¡ok! dijo.

-Asentí y me dirigí para mi cuarto casi nunca como en la mesa siempre en mi cuarto, deje el plato en la cama y me dirigí a parar a Luis, por cierto Luis es mi tercer hermano mayor el menor de mis hermanos mayores tiene 18 y yo 15 años así nos llevamos solo 3 año por eso nunca lo trato como si fuera mi hermano mayor, o cierto a ninguno.

-Yo siempre les digo yo no los obedezco a la única es a mi mama ¡ok!

-Tienes que aprender a respetarnos somos tus hermanos mayores dice ellos.

-Y yo si ¡bla! ¡bla!

-Total le prendí la luz al cuarto de Luis me acerque a su cama para despertarlo ya que tiene un sueño muy pesado, de di unas palmaditas en los pies los suficiente para que se despertara mientras le decía Luis levántate, quería que se parara rápido ya que tenía un hambre que me podría comer un elefante, prácticamente, mientras dacias una y otra vez Luis levántate, mientras le daba palmadas en los pies hasta que se levanto, en mi mente pensé aleluya.

-Anda bañarte dije.
   
-Y me dirigí a mi cuarto a comer, esperando que la comida no estuviera fría, me tire en mi cama tome el plato y empecé a comer, cuando termine aun Luis no había salido del baño, no solo era un problema para pararse sino que también duraba mucho en el baño, cuando finalmente salió lo quite del medio y me metí en el baño.
   
-Puedes por lo menos esperar a que salga de la puerta me dijo Luis.

-¡No! eres como una tortuga dije.

-Esta niña me saca de quicio dijo Luis.

-Igualmente hermanito dije con sarcasmo.

-Estoy segura de a ver escuchando un sonido de frustración pero no le di mucha importancia, me dirigí al espejo de baño otra vez mi reflejo me mostraba un poco de ojeras, yo tenía hermosos ojos grises, oh dios como amaba mis ojos! aparentemente los herede de mi abuelo por parte de mi mama, pero no lo puedo saber porque está muerto así que nunca lo vi que yo me acuerde, pero le di las gracias por estos hermosos ojos de herencia, tenía el cabello alborotado y lo tengo de color castaño oscuro a veces me lo confunde con negro y eso me da rabia, mi piel era de color blanca no transparente un blanco que a mí me encantaba.

-No es que me crea la gran belleza sino que me gusta todo de mi que tiene de malo adorarse a uno mismo, mi cara era perfilada mi nariz pequeña y perfilada, unas pestañas larga y que hacían juego con mis ojos, unos labios rosados pero los tenia resecos, por cierto era más alta que mi madre, me bañe y unos minutos después está en mi cuarto vistiéndome de uniforme de la escuela "Santa María" una falda de color negro que me llegaba un poco más alto de la rodillas.

-Claro era falda pantalón, porque mi escuela no solo era de chicas sino que también de chicos, no quiero mirones viendo que llevo, una camisa de color azul de botones y un chaleco azul marino que llevaba la insignia de "Santa María", medias blancas y zapatos negros, cuando termine de vestir, “Santa María" era una escuela muy prestigiosa me gustaba mi escuela.

-Me dirigí a buscar en mi accesorios que estaban en la mesa al lado de mi cama, mi cuarto era muy no se rosa, claro era mi color favorito, claro que estaba combinado con negro otro de mis colores favoritas, mi cama era poco grande mi cuarto está adornado de peluches por todo mi cuarto y las paredes estaban pintadas de rosado de fondo con dibujo en negro con siempre me encanto como quedaron las paredes de mi cuarto.

-Mi escaparate está lleno de mi ropa claro ordenado por color, en fin me dirigí a la mesa de madera al lado de mi cama abrí mi cofre que tenía mis accesorios me puse unos zarcillos negro de flores y un collar negro de una cruz de plata, me salí del cuarto, casi lista me dirigí a peinar el pelo en la sala ya que tiene un espejo grande que me pude ver de pies a cabeza, me deje el pelo suelto ya que lo tengo liso ondulado, me saque pollina, me perfume con mi colonia favorita, me coloque mi brillo labial, estaba lista para irme al colegio y todo eso a la 6:35, solo tenía que esperar a mi transporte, así sin más que hacer me fui a hablar con  mama en la cocina, cuando llegue a la cocina Luis esta hay hablando con mi mama, o mejor dicho quejándose con ella sobre mí.

-Mama Estrella merece un castigo no me respeta para nada dijo Luis

-Luis entiende, Estrella no te va respetar hasta que tú la respetes primero y no antes dijo mi mama con cansancio.

-Tu siempre la disculpas por todo por eso es así dijo Luis con enojo.

-Como soy yo según tu le pregunte, entrando en la cocina.

-Una malcriada y falta de respeto por supuesto dijo Luis como si fuera algo obvio.

-Dios si yo soy malcriada que eres tú, no te has visto en un espejo, por todo lo que yo hago sales con corriendo para decirle mama, te quejas deja de ser un niño llorón y malcriado, y tal vez entonces te respete dije sin ninguna duda en mi voz

-Claro que no soy un niño llorón y menos malcriado, ves mama que no me respeta dijo Luis.

-Dios algún día podrán dejar de pelear ya esta bueno pues, Luis si te estás comportando como un niño chiquito dijo mi mama molesta.

-Ves que si tenía razón dije con satisfacción.

-Cállate no te soporto dijo Luis.

-Sonreí disfrutando mi victoria, yo menos hermanito dije complacida.

-Y antes que Luis pudiera decir algo más sonó la corneta de nuestro transporte.

-Empuje a Luis antes que se atravesará en el medio para poder darle un abrazo a mi mama.

-¡Oye! Dijo Luis cuando lo empuje.

-Bendición dije a mi mama mientras la abrazaba y le daba un beso en la mejilla.

-Dios te bendiga dijo mientras me devolvía el abrazo.

-Déjense de cursilería que se nos hace tarde dijo Luis

-Envidioso pensé, mientras me quitaba para que Luis pudiera despedirse de mi mama.

-Cuando se terminaron de despedir, nos dirigimos a nuestro transporte, entramos al carro.
   
-Saludamos a nuestro transporte, y el nos devolvió el saludo.

-Mientras mi transporte me llevaba a mi colegio, no pude evitar pensar otra vez, él porque me
habían dado una beca para el prestigiado colegio "Santa María".

-Y aun cuando me resistí en ir ya que no iba a estudiar más con mi mejor amiga Amelia, justamente ella sale también con una beca y ya no pude evitar estudiar en "Santa María".

-Donde los niños de papi y mami se reúnen para demostrar cuánto dinero tienen, no todo son iguales pero la mayoría son así me dan tantas ganas de vomitar esos malcriados.

-Cuando llegue a mi colegio, el portero estaba en la puerta esperando que llegaran todos los alumnos.

-La puerta de colegio parecía la reja de una misión, ah cierto mi escuela parecía una mansión era muy grande ocupa una redoma, era muy como si hubiese sido hecha para alguien súper millonario a una escuela, era de color blanco con diseños negros.

-Salude al portero, ya que era muy amable, no era como los otros porteros insoportable.

-Me devolvió el saludo, y me dio un mapa, ya que siempre me perdía en el colegio duraba mil años para llegar a donde tenía que ir.

-De verdad me agradaba, le debía un, muchas gracias.
   

-En ese mapa sale todo los lugares de la escuela, ya que me di cuenta que te pierdes en la escuela mucho dijo con una gran sonrisa.

-Muchas gracias ahora ya no me voy a perder nunca dije feliz mientras veía el mapa.

-De nada, pero mejor te vas a clase porque se te va a hacer tarde dijo.

-¡Ok! Dije mientras me dirigía a entrar, a el colegio me tomaría poco tiempo llegar donde me tocaba mi salón, ya que tenía mi hermoso mapa conmigo, mi primera clase era inglés británico.

-Cuando llegue a la puerta, para entrar a la escuela donde se encontraban los salones, y después de muchas curvas, no me perdí gracias a mi mapa, me encontraba llegando a una sala con dos salidas.

-Y mi mejor amiga Amelia mirando los dos caminos muy confusa de cuál era el camino que debería tomar.

-Amelia era de piel morena clara, tenia ojos chocolates con pequeñas pestañas y cabello negro.

-Amelia dije asustándola.

-¡Aaaahhh! Grito.

-Estrella Banques no me des esos sustos me quieres matar.

-No pude evitar no reírme con la cara de horror que hizo.

-Pase como dos minutos riéndome hasta que me tranquilice, porque me acorde que tenía que apurarme para ir a clase.
   

-Perdón Amelia pero te veías tan desesperada por encontrar una salida que no pude evitar asustarte dije en mi defensa.

-Bella la forma de saludar, la tuya a la gente, Estrella esa de estar asustando, pero si es verdad no se adonde ir dijo.

-Tranqui Amelia yo si se adonde ir, a por cierto.

-Hola hermana le dije y le di un abrazo.

-Tu de verdad estás loca me dijo pero me devolvió el abrazo.

-No tanto dije con humor, en ese momento le ha dado una risa a Amelia.

-Hermana dije revisando la hora.
 
-¿Que paso? dijo de pronto preocupada.

-Mejor nos apuramos o llegamos tarde dije.

-Dime que te sabes el camino dijo.

-Por supuesto que no dije con ánimo.

-Y ahora que hacemos dijo sin ánimo.

-Muy fácil tengo un mapa dije. 

-¡Ah gracias a dios! Dijo suspirando 

-Si de verdad que si dije.

-¡Oye! Dijo de pronto un poco molesta.

-¿Qué? Dije.

-Porque no me dijiste desde el comienzo que tenías un mapa dijo.

-Muy simple, me iba a perder tu expresión de preocupada que tanto me da risa dije.

-Ya te dije que estás loca dijo.

-Si con esta ya son dos veces en un día dije.

-Pronto romperé mi record, por cierto es por la derecha dije mientras veía el mapa.

-Lo que tú digas dijo.

-Unos de mis pasatiempos favoritos son hablar y salir con mis mejores amigos, a claro y molestar a Amelia.
 
-Mientras caminaba por los pasillos con Amelia, para llegar al salón, estaba viendo el mapa solo falta cruzar en la esquina y llegaríamos al salón.

-Por estar viendo el mapa no me di cuenta de que iba a chocar con alguien.

-¡Cuidado Estrella! dijo Amelia muy tarde.


-Subí la vista y ya era muy tarde choque, justamente cuando me iba a caer, alguien me agarro para que no me cayera.

-Su agarre fue fuerte y rápido, cuando subí la vista para disculparme.

-¡Oh dios mío! El era hermoso, condenadamente hermoso, tenía ojos azules, largas pestañas, cabello negro- azulado, piel blanca, y un cuerpo dios mío parecía un súper modelo.   

-Lo siento me disculpe, mientras él me soltaba de su agarre.

-Mira por donde caminas tonta me dijo mientras con su dedo índice me propina un empujo en la frente.

-¡Oye! Dije molesta.

-Ten más cuidado si no quieres caerte como una tonta, dijo mientras se iba.

-Idiota le grite, aunque no sé si me abra escuchado.

-Hermana está bien dijo Amelia.

-Estoy bien dije molesta.

-No lo creo dijo.

-Que se creerá ese dije.
   

-Que importa que se crea están hermoso, hermana te envidio dijo.

-¡Ok! Necesitas un psiquiatra dije mientras seguía caminando y me pare en la puerta del salón.

-¡Oye! no necesito ningún psiquiatra, pero de verdad que era hermoso dijo.

-Querrás decir un imbécil y si necesitas un psiquiatra, pero dejemos esta discusión para más tarde dije mientras señalaba a la puerta.

-¡Al fin llegamos! Si mejor dejamos la conversación para más tarde dijo mientras entrábamos a clase.

3 comentarios:

  1. Siria, yo cambiaría el fondo del blog donde están los escritos, creo que sería mejor blanco con letras negras (porque se leería mejor) o como mucho negro pero con letras blancas. Ese gris deja la vista un poco hecha polvo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu sugerencia, yo tambien pense lo mismo....sorry los queria dejar segatos a todos, me encanta cuando hacen este tipo de sugerencia ya que soy nueva en esto y necesito que me guien a veces.....Ah y por ultimo pero no menos importante espero que te alla gustado mi historia xD

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho¡
    Que idiota es el tipo hermoso ja.
    Me a gustado mucho.
    Espero y actualices a menudo ok.
    Ya me enganche.
    Besos,Nadia.

    ResponderEliminar